Principales Iniciativas: Conservación y Manejo Sostenible
de la Cuenca del Río Tacaná (México, Guatemala)

Institución Ejecutora: Unión Mundial para la Naturaleza-UICN Mesoamérica
Administración de Fondos y Asistencia Técnica: Unión Mundial para la Naturaleza–UICN Mesoamérica
Comisión Nacional del Agua de México (CNA)
Comité de Agua Potable y Alcantarillado de Tapachula (COAPATAP)
Consejo de Cuencas de la Costa Sur de Chiapas
Asociación de Desarrollo Integral de los Municipios del Altiplano Marquense (ADIMAM)
Gobiernos de Guatemala y México
Miembros de UICN
Duración: 4 años
Finalización Oficial: Diciembre 2005
Dirección: UICN-Mesoamérica
Moravia, Costa Rica, 100 metros sur Iglesia Católica.
Teléfono (506) 241-01-01
Fax (506) 240 99 34
APARTADO: 0146-2150 Moravia, Costa Rica
Email:
[email protected]

Una zona estratégica para desarrollar y conservar
El área del volcán Tacaná es bien conocida por su elevado potencial económico y productivo, por su gran diversidad biológica y por su compleja dinámica étnica y social. Los ríos principales que discurren en la cuenca, el Coatán, el Suchiate y el Naranjo, forman juntos las zonas más importantes para la producción hídrica tanto en Guatemala como en México. Situada en la vertiente del Pacífico a lo largo de la frontera entre México y Guatemala y con una altura de hasta 4.000 metros sobre el nivel del mar, esa zona de 600.000 hectáreas se distribuye por partes casi iguales entre los dos países y tiene una precipitación que va desde 1500 a 5000 mm/año. La biodiversidad total de la zona representa uno de los más importantes “sitios críticos” de la tierra con una cantidad considerable de especies bajo amenaza cada vez mayor de extinción.

La cuenca del río Tacaná proporciona bienes y servicios ambientales esenciales que conforman los activos naturales para la subsistencia de más de un millón y medio de personas que viven en unas treinta municipalidades dispersas por toda la cuenca. Se están utilizando unas cuantas estrategias de subsistencia, entre las que se pueden mencionar cultivos agrícolas, ganadería, agricultura comercial (café), trabajo asalariado dentro y fuera de la región y actividades artesanales y relacionadas con el turismo. La región abarca las zonas principales de producción cafetera de ambos países, y es conocida por la producción de café biológico. La cantidad creciente de población conduce, sin embargo, a un aumento acelerado de presiones sobre los recursos naturales. La seguridad de toda la cuenca se ve amenazada por desastres naturales cada vez más frecuentes, la deforestación de laderas elevadas de la cuenca, deficiente cultivo de la tierra, prácticas no sostenibles de cultivo de café y exceso de pastoreo. El desarrollo sin control de prácticas agrícolas extensivas e intensivas contribuyen en mucho a un aumento de la vulnerabilidad de los medios de subsistencia al ir erosionando su base natural. La sedimentación, la contaminación y la pérdida de hábitats ribereños son algunas de las consecuencias inmediatas con las que se enfrentan los pobladores de la cuenca, en caso de que durante la próxima década prosiga en forma acelerada la degradación descontrolada.

Demanda social de lucha contra la pobreza y de mejora de la calidad de vida en armonía con la naturaleza
En toda la cuenca los pobladores demandan con insistencia ayuda para prevenir el deterioro, promover una planificación y manejo mejores y restaurar laderas y tramos fluviales degradados. Aunque las reservas ecológicas disponibles en ambos países todavía sustentan las principales características metero-hidrológicas de la cuenca, deben abordarse sin demora las actividades agrícolas extensivas e intensivas que las amenazan. Debido a todas estas características, se considera que la cuenca del Tacaná brinda una oportunidad única para establecer un precedente en cuanto a promover el desarrollo sostenible. Toda una serie de organizaciones (comunidades, municipalidades y gobiernos nacionales) han indicado que tienen interés en participar en forma activa en colaborar para lograr un manejo sostenible de la cuenca. Las experiencias que se pueden encontrar en partes de la cuenca en cuanto a prácticas de manejo sostenible de tierras y agua son un valioso activo para cualquier manejo futuro más general de la cuenca.

Lo que se necesita en la actualidad es vincular la participación de grupos interesados en toda la cuenca, en planificación y manejo con el desarrollo de una serie escogida de sitios de demostración en los que se den prácticas sostenibles o donde vayan a desarrollarse. Esto permitirá que se produzca una amplia concienciación y actividades en desarrollo de capacidad en toda la cuenca. A partir de una valoración concienzuda en toda la cuenca, con pleno apoyo público e institucional, se elaborará un plan maestro y un plan de manejo para la cuenca. Sólo estos esfuerzos conjuntos tienen la posibilidad de conseguir una mejora en la cuenca.

Meta
Se conservan y manejan los recursos hídricos y otros recursos naturales en la cuenca del Tacaná para beneficio de los pobladores y para la conservación de ecosistemas naturales y de la biodiversidad.

Objetivos

  • Desarrollar la capacidad de organizaciones locales para el manejo sostenible de recursos en la vertiente por medio de la educación y de una cultura de manejo sostenible.
  • Apoyar el desarrollo de una auditoría de línea base y un plan de manejo en toda la cuenca con plena participación de todos los grupos interesados.
  • Promover el manejo ambiental y el cumplimiento de las regulaciones sobre la base de la participación de autoridades locales y comunidades.
  • Realizar actividades de demostración acerca de manejo hídrico adecuado.
  • Apoyar el establecimiento de mecanismos de financiación para la utilización sostenible de toda la cuenca.

Productos

  • Una base de datos comprensiva para la planificación de una utilización ecológica de la tierra, una GIS y mapas de riesgos/vulnerabilidad.
  • Eventos y materiales para fortalecer la capacidad de organizaciones comunitarias y de autoridades locales.
  • Revisión de las regulaciones sobre tierras y agua en la cuenca y propuestas para adaptaciones que promuevan la utilización sostenible y la conservación.
  • Actividades exitosas en el terreno que demuestren el manejo sostenible de recursos naturales, incluyendo restauración de bosques, agrosilvicultura, áreas de producción de café orgánico, ecoturismo, diversificación de actividades productivas.
  • Instrumentos económicos para una gestión ambiental adecuada de la cuenca.
  • Un plan comprensivo para el manejo integrado del agua y de las tierras en la cuenca, incluyendo un plan de acción para mejorar el manejo ambiental.

Descripción
Durante el primer año, el proyecto se concentrará en realizar una auditoría en toda la cuenca centrada en desarrollar líneas base de recursos naturales, mapas de riesgo/vulnerabilidad y un análisis de medios de subsistencia. Se establecerán contactos con autoridades y actores locales y nacionales en las diferentes esferas. Se identificarán los potenciales principales y las necesidades de las organizaciones locales (incluyendo las municipalidades) con respecto al manejo hídrico sostenible junto con un diagnóstico de necesidades de capacitación en cuanto a manejo de recursos naturales.

Durante el segundo año, se llevará a cabo una campaña para concienciar acerca de la importancia del agua y de otros recursos presentes en la cuenca, incluyendo eventos especiales y sesiones de capacitación. Se elaborará un programa para el monitoreo de indicadores clave de ‘salud de la cuenca’ con la participación de todos los grupos interesados. Se identificarán actividades de demostración para la mejora del manejo de recursos naturales y se llevarán a cabo en colaboración con las municipalidades en el terreno, incluyendo conservación de suelos y agua, restauración de bosques, producción de café orgánico, mejora de la agrosilvicultura y desarrollo de ecoturismo. Se comenzará un proceso consultivo y participativo, para preparar el plan comprensivo para la utilización y el manejo hídrico sostenibles en la cuenca, con la participación de todos los grupos interesados principales tanto en México como en Guatemala. También se producirá un catálogo para la utilización sostenible de los recursos naturales.

Durante el cuarto año se logrará la descentralización para fortalecer la capacidad de las autoridades locales en cuanto a manejo ambiental. Se prepararán instrumentos económicos para un manejo ambiental adecuado en la región incluyendo, por ejemplo, pagos por servicios ambientales, certificados de carbono, certificación de calidad orgánica y fortalecimiento de mercados dentro de la cuenca. Estará disponible el plan comprensivo para la utilización y manejo sostenibles de la cuenca incluyendo sus recursos hídricos, así como el plan de acción. Finalmente, se pondrá en práctica una estrategia de difusión de información y de comunicación para el plan de manejo y para los planes de acción, que ira acompañada del fortalecimiento de la estrategia de financiación a mediano y largo plazos.