Proyectos en Ejecución en Mesoamérica
Ordenamiento Ecológico de los Ecosistemas Costeros del Golfo de
Fonseca
Archivo
1998
Volumen 1, No. 2

Inicio: Febrero 1997
Finalización Prevista: Julio 1998
Fases de Ejecución: 15 de agosto de 1998, al 31 de julio de 2001
Coordinadores Nacionales: Nicaragua
M.Sc. Jacobo Sánchez
Honduras
M.Sc. Roduel Rodríguez
El Salvador
M.Sc. Maritza Guido
Coordinador Regional:
Ocean. Guillermo Quirós

El Golfo de Fonseca es una importante formación costera en el pacífico centroamericano, compartida por El Salvador, Honduras y Nicaragua. Cubre un área acuática de 2015 Km2, incluyendo una línea litoral de 409 Km. Las 19 alcaldías costeras de los tres países totalizan un área de 7.740 Km2 y albergan una población de 750 mil habitantes.

Los principales problemas encontrados son:

  • Los pobres han sido relegados a las áreas marginales (laderas y la región costera), como consecuencia de la expansión de la agricultura comercial, la ganadería extensiva y recientemente la camaricultura. Para su subsistencia, ellos explotan irracionalmente los recursos naturales en ambientes diversos.
  • Los niveles de analfabetismo son mayores al 35 %.
  • Los servicios de salud pública son insuficientes, debido a que existe una limitada dotación de recursos humanos, equipos y medicamentos.
    Más del 15% de los niños nacidos no sobreviven después de los 5 años de edad. El uso de mano de obra infantil, es causa de deserción escolar y abandono de hogares.
  • La contaminación de las aguas de los ríos y esteros es alta, como causa del vertimiento de desechos orgánicos, agroquímicos, descarga de aguas negras, actividad ganadera, emisiones de gases industriales y evacuación de desechos tóxicos de la industria. Más del 90% de la población arroja la basura a ríos y esteros.
  • Más del 50 % de la población depone las excretas al aire libre.
  • En la mayor parte de las comunidades, no existen rellenos sanitarios ni basureros.
  • La deforestación es causada por: agricultura migratoria, actividad camaronera y uso de leña como fuente de energía. La extracción del manglar se utiliza para soportar actividades productivas, tales como curtiembres, salineras, camaricultura y vivienda.
  • Hay una notoria pérdida de la biodiversidad, especialmente marina, debido al uso de substancias tóxicas para eliminar la fauna acompañante de las larvas de camarón. Así como moluscos y crustáceos, debido a su explotación irracional y a la disminución del manglar.

Las fortalezas encontradas son :

  • Persisten recursos forestales y suelos productivos que soportan diversos usos, los cuales siguen generando riqueza a muchos productores.
  • Se encuentran recursos hídrobiológicos importantes, asociados a ríos, quebradas y ojos de agua. Ellos merecen ser protegidos y conservados para producir energía, agua potable y riego.
  • Se identifican un amplia gama de sitios de belleza natural, los cuales pueden ser considerados áreas de desarrollo ecoturístico.

La información disponible permite identificar que existe una amplia gama de actividades que requieren del diseño y ejecución de planes de ordenamiento, con el propósito de contribuir al desarrollo sostenible de las comunidades costeras. Entre estas actividades se destacan las siguientes:

  • Ganadería apropiada para las llanuras.
  • Agricultura intensiva en las planicies.
  • Camaricultura en los humedales.
  • Pesca artesanal en las aguas marinas.
  • Extracción de leña en los manglares.
  • Areas protegidas en diferentes ecosistemas.
  • Urbanización en las islas y otras áreas de potencial turístico.
  • Manejo de desechos de la actividad humana y productiva.
  • Desarrollo de la infraestructura vial.
  • Sistemas agrosilvopastoriles en las laderas.

Merece especial atención:

  1. Institucionalizar vedas para la captura de larva silvestre, tomando en cuenta el régimen de lluvias y el comportamiento reproductivo de las diferentes especies de camarones, así como de otras especies de importancia ecológica y comercial.
  2. Construir criaderos de postlarvas fuera de la región del Golfo de Fonseca, para asegurar la calidad del agua para ese propósito.
  3. Manejar las pocas áreas de bosque seco tropical, con el propósito de conservar la biodiversidad.
  4. Establecer un plan de manejo de las 62.000 Ha. de manglar del Golfo de Fonseca, en calidad de áreas de uso múltiple.

Las comunidades recomiendan:

  • Fomentar zoocriaderos comunales de varias especies: garrobo, iguana, lagarto, conejo, perico, lora, venado, patos, entre otras.
  • Establecer y apoyar áreas de reserva para refugio de vida silvestre.
  • Diseñar y ejecutar programas de educación ambiental.
  • No expandir actividades de pesca y acuicultura, sin antes haber realizado el estudio de capacidad de carga, y evaluaciones de impacto ambiental.
  • Conservar y proteger sistemas amenazados para contribuir a la conservación del ecosistema, conservación de las especies, mejoramiento de la calidad del agua, reducir la erosión del suelo, organizar la explotación de los recursos de valor comercial.
  • Regular por parte del Estado, con la participación de las comunidades e instituciones competentes, los artes de pesca ilegal.
  • Promover la participación de las comunidades en la conservación de los recursos naturales, en particular : organización para la conservación, capacitación en el manejo adecuado de los recursos naturales, coordinación e información sobre manejo de recursos, otorgar autoridad para ejecutar acciones de vigilancia y control.
  • Fortalecer la presencia de las instituciones con competencia en el manejo de recursos naturales.

Anterior Siguiente