Conservación Sostenible de la Biodiversidad Marina:
Conectar el Turismo con las Áreas Marinas Costeras Protegidas

Institución Ejecutora: Unión Mundial para la Naturaleza-UICN Mesoamérica
Administración de Fondos y Asistencia Técnica: Unión Mundial para la Naturaleza–UICN Mesoamérica
Autoridad Ambiental Nacional de Panamá-ANAM
Belize. Fisheries Department
Hol Chan Marine Reserve
ONGs
Duración: 4 años
Finalización Oficial: Junio 2001
Dirección: UICN-Mesoamérica
Moravia, Costa Rica, 100 metros sur Iglesia Católica.
Teléfono (506) 241-01-01
Fax (506) 240 99 34
APARTADO: 0146-2150 Moravia, Costa Rica.
Email:
[email protected]

Antecedentes
El proyecto comenzó en 1998 con un taller regional en el que se quiso compartir experiencias y examinar oportunidades para colaboraciones en gerencia de AMPs con el sector turismo y con comunidades locales en América Central y África Oriental. Se analizó la situación del turismo conectado con áreas marinas costeras protegidas, lo cual condujo a entender en forma general el turismo y el medio ambiente en ambas regiones.

En los talleres, participantes de los países de las regiones definieron criterios para la selección de sitios. Se identificaron como sitios apropiados de demostración en África Oriental y América Central para someter a prueba las ideas y enfoques que se habían identificado: el Parque Nacional Marino Kisite y la Reserva Marina Nacional Mpunguli (KMNP/MMNR), dos AMPs contiguas en la costa meridional de Kenia, la Reserva Marina Hol Chan (HCMR) en Belice y el Parque Nacional Marino Isla Bastimentos (IBNMP) en Bocas del Toro, Panamá.

La ejecución del proyecto se llevó a cabo bajo acuerdos de cooperación con las autoridades gubernamentales responsables por el manejo de áreas costeras y marinas protegidas, a saber, la Autoridad Ambiental Nacional de Panamá (ANAM), el Departamento de Pesca de Belice y el Servicio de Vida Silvestre de Kenia (KWS), entidad encargada del manejo de AMPs en Kenia. La ejecución directa de actividades estuvo bajo la responsabilidad de ONGs, agencias gubernamentales y consultores, en casos en que no se disponía de capacidad local.

Los sitios de demostración escogidos KMNP/MMNR, HCMR y IBNMP tenían una serie de características que hacían de ellos sitios adecuados para el proyecto, y brindaban buenas oportunidades para examinar las relaciones entre las AMPs, las comunidades locales y el turismo:

  • Los ingresos conjuntos por turismo eran superiores a los gastos para el manejo del parque, pero todos los ingresos se enviaban a las oficinas centrales del KWS y las asignaciones presupuestarias que se remitían a los AMPs eran demasiado escasas para una manejo eficaz (KMNP/MMNR).
  • Se daba un bajo nivel local de apoyo para las AMPs, sobre todo debido a que pocas personas se beneficiaban en forma directa del turismo en los parques (KMNP/MMNR, IBNMP).
  • Había una responsabilidad mínima del sector privado en cuanto al manejo de los parques y poco compromiso con el mismo (JMNP/MMNR, HCMR y IBNMP).
  • Hay tres importantes aspectos relacionados con la sostenibildiad del turismo en la Reserva Marina Hol Chan: primero, la comunidad depende casi por completo de actividades de turismo conectadas con la HCMR; segundo, falta de participación comunitaria adecuada en el manejo de la HCMR y tercero, la capacidad de carga del turismo parece que se ha superado.
  • Las comunidades indígenas alrededor del IBNMP están casi totalmente excluídas de las actividades del turismo, a pesar de que se redujo su área de pesca cuando se estableció el Parque Marino (IMBNP).
  • Surgieron conflictos entre los pescadores locales y el KWS, en parte como consecuencia de un programa para compensar a las comunidades locales que sufrían pérdidas económicas debido al AMP. Esto lamentablemente condujo a expectativas en las comunidades que el KWS no fue capaz de satisfacer (KMNP/MMNR).
  • En la actualidad el aspecto de mayor importancia con el que se enfrenta la Reserva Marina Hol Chan es lograr la autosuficiencia con el pago de los derechos de ingreso. Las limitaciones financieras han mermado la capacidad del personal para manejar la reserva de una manera eficiente.
  • El 20% de los ingresos que obtiene la Reserva Marina Hol Chan debe enviarse al Fondo de Conservación de Áreas Protegidas (PACT; en inglés). Esta contribución obligatoria podría afectar la capacidad financiera de la reserva para comprar equipo muy necesario. Para la mayoría de las áreas protegidas en Belice, este impuesto no tiene importancia porque los ingresos que generan representan sólo un porcentaje muy pequeño del total de su presupuesto operativo. La HCMR, por el contrario, es autosuficiente; todo su presupuesto operativo proviene de los derechos de ingreso. Aunque las implicaciones a largo plazo de este impuesto para la HCMR no resultan claras, podría incrementar la capacidad para el en todas las AMPs de Belice.
  • Conseguir y mantener a un biólogo local y a un educador ambiental calificados para sus respectivos puestos ha creado problemas en el pasado. La reserva ha cambiado de biólogos cuatro veces en los últimos 12 años, generando discontinuidad en los programas de investigación y monitoreo. Es importante que estos puestos se estabilicen ya que el éxito de la reserva depende en gran parte de que se lleven a cabo tanto investigaciones sólidas como programas de educativos.
  • Los conflictos por el empleo de recursos en el Canal Hol Chan y en Ray Alley son intensos, y a veces conducen a enfrentamientos entre los diversos grupos de usuarios. La alta concentración de visitantes en estas dos pequeñas áreas ha conducido ya al deterioro del manglar y del hábitat de vegetación marítima. Se espera que se alivie este problema con la formación de un comité asesor compuesto de representantes de estos grupos.
  • Las fuentes en tierra firme de contaminación debido a todos los proyectos urbanísticos en la isla crean una grave amenaza para la integridad de la reserva. Deberían supervisarse con suma atención los proyectos urbanísticos contiguos a la reserva.
  • Aunque las actividades de turismo están aumentando en Bocas del Toro, el Parque Nacional Marino Isla Bastimentos no es una de las atracciones principales, por varas razones. Los arrecifes de coral principales están situados fuera del Parque; se pueden encontrar atracciones similares a las del parque en sitios más accesibles; y los derechos de entrada al Parque han aumentado. Los guías, que no están organizados, ofrecen a los turistas opciones a menor costo, con lo que disminuyen las posibilidades de un desarrollo basado en el turismo en el IBNMP como el que se está dando en la Reserva Marina Hol Chan.

Se elaboraron planes de trabajo basados en los talleres sobre Análisis del Marco Lógico realizados en Panamá, Belice y Kenia. En Kenia, la primera parte del proyecto se centró en entender las razones del conflicto entre los AMPs y las comunidades locales con el fin de identificar formas para resolverlo. Una vez logrado esto, el proyecto se centró en ayudar a las comunidades y al KWS a desarrollar actividades para mejorar el manejo de las AMPs con la participación de las comunidades y condujo a beneficios muy directos y visibles para las mismas. Se comenzaron las actividades con tres grupos de partes interesadas principales con el fin de brindar oportunidades complementarias de generación de ingresos:

  • Construcción de un corredor entablado en el manglar para los turistas bajo la gestión de un grupo de mujeres del pueblo.
  • Investigación del potencial del cultivo de algas, que emprendería un segundo grupo de mujeres del pueblo.
  • Desarrollo de un código de conducta para los operadores de lanchas con el fin de mejorar sus servicios a los turistas y con ello incrementar su competitividad con respecto a los operadores no locales de turismo.

La meta principal en el Archipiélago Bocas del Toro, donde está ubicado el IBNMP, es lograr un desarrollo del turismo que conserve la función ecológica del ecosistema y distribuya los beneficios en forma equitativa por medio de la participación de la comunidad indígena en diferentes alternativas turísticas. Todas las actividades en Bocas del Toro se llevan a cabo en colaboración con las comunidades:

  • Elaboración de directrices básicas para el desarrollo del turismo.
  • Educación ambiental.
  • Preparación de un perfil de ecoturismo para una comunidad indígena
  • Diseño de senderos como alternativa para atraer turistas.

En el otro extremo, la Reserva Marina Hol Chan se ve amenazada por la cantidad elevada de visitas en su pequeña área, y las metas y actividades intentan controlar este impacto:

  • Plan actualizado de manejo
  • Valoración de la contaminación en la Gruta Ambergiris
  • Evaluación del turismo
  • Remodelar el centro de visitantes de la HCMR
  • Programa de educación ambiental y capacitación

El proyecto no sólo ha conseguido resultados interesantes en los sitios de demostración, sino que hubo otros productos no planeados en América Central, donde se elaboraron cuatro propuestas. De ellas, dos recibieron financiación (para construcción de senderos y ecoturismo en una comunidad indígena) y un tercero (Valoración cualitativa de la contaminación en la HCMR) obtuvo financiación parcial. En Kenia, como consecuencia de las recomendaciones hechas durante el proyecto, UICN-EARO consiguió financiación adicional de parte de la Fundación MacArthur para desarrollar un modelo en la Reserva Marina Nacional Diani-Chale, donde el enfoque de manejo centralizado ha generado graves conflictos.

Se invitó a un grupo de microempresas de Kenia para que evaluara la viabilidad comercial y financiera de estas actividades. Se proporcionó apoyo básico y desarrollo de capacidad a grupos de mujeres y a operadores de lanchas, incluyendo contabilidad, mercadeo y gestión financiera básica. Se preparó un folleto para visitantes de AMPs para uso del KWS y de comunidades locales. Se publicaron dos informes, uno para documentar las actas del taller regional de AMPs, y otro para describir el valor económico de los AMPs y para identificar formas en que se podría utilizar tanto en el manejo del parque como para beneficiar a comunidades locales. Los documentos que publicó el proyecto en el componente Centroamericano son resultado de la labor de ONGs y del apoyo técnico de la UICN. Entre ellos están el informe sobre el taller en América Central, el folleto de la Reserva Marina Hol Chan, tres módulos para concienciar en cuanto al valor del recurso natural, dos carteles (“La comunidad y el ecoturismo” y “Vuestro amigo el manglar”), y el Plan de Manejo de Hol Chan (actualizado).

Se organizó un taller para compartir experiencias sobre el valor de las AMPs a partir del monitoreo de la captura de peces para pescadores del Parque Marino Kisite y áreas contiguas. Asimismo, en América Central, los dos sitios de demostración compartieorn experiencias referentes a los temas abordados en todo el proyecto, así como a estrategias para el manejo de AMPs en Belice y Panamá.

Las experiencias en los componentes del proyecto en África Oriental y América Central se compartieron en un taller en Belice en junio de 2001.